Misioneras Siervas del Espíritu Santo

Región Nuestra Señora de Guadalupe México

Slider

Salto de Agua – Chiapas

En la comunidad de experiencia misionera en Salto de Agua, Chiapas, las hermanas de México e Indonesia trabajan en la Casa Migrante «Betania – Santa Martha».  Su principal tarea es administrar al casas y atender los migrantes que buscan un apoyo legal y humanitario.

TESTIMONIO DE LA HERMANA LUZIA DOMINGAS DA COSTA

La Casa Migrante “La Betania – Santa Martha” para mí es una experiencia noble e interesante. Desde que llegué a la Casa Betania, el 22 de noviembre, inicié a integrarme con la Hna. Eleonora en este trabajo, primero aprendimos todo en general desde la cocina, registro, enfermería, ropería, etc. De una manera especial las hermanas FMM nos mostraron y compartieron su forma de trabajar: la coordinadora fue la Hna. Diana, administradora de la economía la Hna. Daryl y la Hna. Lorenz responsable por la cocina.

Las hermanas nos ayudaron, explicaron que el trabajo es muy pesado y hay que ayudarse entre las tres.

Después del 15 de diciembre soy encargada de la enfermería, trabajo es bonito, pero ya olvidé los medicamentos que aprendí en la clínica hace 15 años en Timor Este. Lo olvidé, pero recuerdo qué hay que dar para la gripe, para dolor de cabeza y dolor de cuerpo, también cómo limpiar las heridas.

En la Casa de Betania hay muchas necesidades, primeramente, en el registro, hay que escuchar lo que trae la persona. Segundo, hay que dar lo que la persona necesita: comida, una muda de ropa para cambiar, medicamentos, la amabilidad y la sonrisa.

Todos los que llegan a la Casa de Migrantes “Betania” tienen necesidad de zapatos, ropa, medicamentos, bolsas, mochilas. Algunas no necesitan cosas materiales, solamente la atención. Me siento una persona impaciente, pero para los y las migrantes encontró siempre la paciencia, amabilidad y la escucha.

Aquí no hay tiempo para pensar negativo sobre alguien. Lo que pienso es cómo ayudar a los demás con amor y misericordia de Dios.