Testimonios PDF Imprimir E-mail
Escrito por siervas   
Martes, 12 de Abril de 2011 00:00

TESTIMONIO VOCACIONAL DE LA HERMANA SOPHIA DE INDONESIA

Quiero compartir un poco de mi vocación que  inicio con algo muy sencillo cuando estaba todavía en la primaria. Cuando estuve en cuarto grado nos visitaron dos religiosas y un sacerdote. Ellos dieron algunos temas, organizaron juegos y repartieron dulces, esta actitud me llamó mucha atención por la generosidad.  A mi maestra le dije que cuando fuera grande yo también quisiera ser como ellas, ella únicamente sonrió.

 

 

A partir de este encuentro con las hermanas cada vez que jugábamos siempre me ponía una tela en la cabeza y actuaba como una religiosa. Terminando la primaria me fui estudiar la secundaria  en una escuela de las  religiosas,  tuve una maestra de matemática que tenía una voz  angelical cuando cantaba y dije para mí: cuando sea religiosa también voy a cantar como ella (por cierto, en la actualidad tengo bonita voz). Gracias a Dios por este  regalo precioso para alabar su nombre.

 

 

Como cualquier adolescente yo también me integré  a un grupo juvenil de la parroquia, una vez a la semana tuvimos temas y otras actividades con los seminaristas o las religiosas. Así poco  a poco fue  creciendo la semilla que Dios mismo sembró en mí. Conocí hermanas de diferentes congregaciones religiosas, sin embargo, no me animaba a decirles  sobre mi inquietud vocacional. Fue hasta el momento en que tuve que tomar la decisión sobre qué hacer con mi vida, en esos momentos a mi mente se venían muchas ideas más, en mi corazón escuché una voz que me decía: Arriesga tu vida para servir a tus hermanos. En ese momento recordé a las Misioneras Siervas del Espíritu Santo y les pedí ingresar con ellas.

Antes de que ingresara formalmente, me invitaron a vivir con ellas  una semana en las vacaciones de verano. Me gusto mucho esta experiencia con las postulantes, ellas tenían  bien organizado su tiempo de oración, de trabajo, estudio, recreación etc.

Finalmente ingresé a la congregación el día 18 de Agosto del 1988 con otras 39 compañeras, fuimos el grupo más grande de todas las generaciones en Indonesia - mi tierra natal.

Mi sueño era ir a África, ayudar a la gente sencilla, gastar mi vida en el continente verde, sin embargo Dios tenía preparada para mí una sorpresa y  me envió a México, un  lugar  con muchos desafíos en la misión, pero en el que  me siento muy contenta. En este tiempo he recibido muchas bendiciones de Dios, la gente es sencilla y solidaria, alegre y generosa.

Agradezco infinitamente a Dios por esta llamada que me ha hecho gratuitamente a servirle, a mi familia que desde Indonesia me apoya incondicionalmente, a las hermanas que me acompañaron durante toda mi formación y a cada una de las hermanas con quién comparto la misión.

Hna. Sophia Gelu SSpS


TESTIMONIO VOCACIONAL DE LA HERMANA EWA DE POLONIA

Compartir de la Hna. Ewa – Misionera Sierva del Espíritu Santo

¿Para qué vas a México? ¿Si este país no es católico?
Así me preguntaban los amigos en Polonia cuando escucharon mi destino  misional. Soy Hna. Ewa, Misionera Sierva del Espíritu Santo. Entré a la Congregación para ir un día a África…a Etiopía…a ayudar más pobres y darles la Buena Noticia del Amor de Dios. 
Cuando hice mis votos perpetuos escuche: “México”– yo misma no sabía que voy a hacer en este lugar.  A mis amigos respondía: “No sé porque me mandan a México, pero si Dios me quiere allá seguro tiene una misión especial para mí”. Y así fue.
Ahora vivo en DF, pero los últimos 8 años estuve en Oaxaca – allí compartí mi vida y misión con el pueblo mixteco...con los indígenas que me aceptaron así como soy: alta, güera, hablando “raro”. Yo les di mi corazón y ellos me respondieron.
Los primeros tres años trabajé en la Mixteca Alta, en unos pueblos muy pobres y abandonados por muchos años por los misioneros…sacerdote llegaba  una vez al año, iglesia se caía, mucha gente se fue con las sectas…
Al principio era difícil, pero con el tiempo me sentí  en casa, hasta escuché de un TATA- MANDONI: “Gracias que viniste aquí,  porque así sabemos que Dios no se olvidó de nosotros”. Las palabras del anciano me dieron la respuesta a la pregunta: “¿Porque México?”
Otros 5 años trabaje en la Costa Chica. Eran tiempos de conocer la cultura indígena, sus costumbres, ritos, su generosidad. Muchas veces escuchaba: “Tu tierra está lejos, pero ahora nosotros somos tu familia”. Lo sentí especialmente cuando se murió mi cuñado. Quise estar cerca de mi hermana para consolarla, abrazarla, pero estuve miles de kilómetros de ella. En esto vinieron las Señoras de pueblo para acompañarme, simplemente dijeron que quieren estar conmigo para que no me sienta sola en mi dolor.
En la Costa trabaje en la Pastoral Juvenil y Pastoral de Migrantes.  Me toco ver mucho sufrimiento, no siempre pude ayudar, pero si pude escuchar y acompañar a las personas que lo necesitaban.  Jamás me preguntaba, para que viniera a México.
Actualmente soy promotora  vocacional. Acompaño a los jóvenes en sus búsquedas de las  respuestas a la pregunta: “¿Que tal con mi vida?” Tengo mucha satisfacción de este trabajo…ayudar a otros descubrir su vocación y el mismo tiempo valorar mi propia vocación religioso – misionera. Esta implica la entrega y disponibilidad de ir a cualquier lugar del mundo. Nuestra Congregación trabaja en 50 países en todos los continentes, vivimos en las comunidades internacionales siendo signos de igualdad y tolerancia, de la unidad en la diversidad.
A l@s jóvenes que quieren unirse con nosotr@s (Misioneras Siervas del Espíritu Santo y Misioneros del Verbo Divino) les invitamos a conocernos, venir a los retiros, ir con nosotros a la misión, visitarnos….
A los adultos invitamos a formar parte del grupo de los Misioneros Laicos.
Contacto: Hna. Ewa, tel. en DF -  56 10 22 58  /correo:  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Hna. Ewa Rudzka SSpS

Actualizado ( Domingo, 08 de Mayo de 2016 23:50 )
 

Your are currently browsing this site with Internet Explorer 6 (IE6).

Your current web browser must be updated to version 7 of Internet Explorer (IE7) to take advantage of all of template's capabilities.

Why should I upgrade to Internet Explorer 7? Microsoft has redesigned Internet Explorer from the ground up, with better security, new capabilities, and a whole new interface. Many changes resulted from the feedback of millions of users who tested prerelease versions of the new browser. The most compelling reason to upgrade is the improved security. The Internet of today is not the Internet of five years ago. There are dangers that simply didn't exist back in 2001, when Internet Explorer 6 was released to the world. Internet Explorer 7 makes surfing the web fundamentally safer by offering greater protection against viruses, spyware, and other online risks.

Get free downloads for Internet Explorer 7, including recommended updates as they become available. To download Internet Explorer 7 in the language of your choice, please visit the Internet Explorer 7 worldwide page.